Yo emigré para transformarme.

Bienvenidos a este blog de apoyo intercultural o apoyo en el proceso de integración a Alemania, nuestra segunda patria. 🙂
Si bien es cierto, escribo para Alemania, estos consejos y mi trabajo pueden servirte para enfrentar el proceso de emigración desde cualquier lugar del mundo.
En primer lugar, espero que la partida no haya sido tan dura o la estadía vaya agradándose lentamente en la nueva tierra.
Yo soy una chilena que emigró el 2000 sólo con mochila y una beca de un semestre a la universidad de Heidelberg. Me llamo Natalia y ya llevo 19 años fuera de mi país. 
caterpillar-1209834_1920
Inmediatamente a pesar de tener beca y hablar algo de alemán busqué trabajo.
Pero, por qué?
porque sin trabajo no hay contacto y sin contacto no hay crecimiento.
Mi meta estaba clara. Esa es la ventaja.
Yo pisé este país fascinada y con ganas de conocer el mundo, pero lo pisé con la certeza de llegar muy lejos, porque…
como bien saben,
no se emigra todos los días y…
no es un paso fácil de dar.
Mi primer tip para tí es:
Deséate siempre lo mejor de lo mejor.
Trabaja y muévete por conseguirlo.
Yo nunca paré ni me detuve en ningún momento. A pesar de la dureza del invierno, la soledad y las lágrimas derramadas.
Hay gente que lo llama fuerza o piensa que tengo más fuerza que otras personas y no. Sólo tengo las ganas de ver otra versión de mí y mejor.
El movimiento y la conciencia me hicieron avanzar día a día.
Muchas veces nadie me entendía.
Muchas veces me hicieron sentir ajena y muchas veces me preguntaban y cuándo vuelves a tu país con la seguridad de que este es sólo un paso y yo con 24 años sólo quería descubrir y aprender del encuentro con culturas de distintos países.
Enamorada de la vida y de las capacidades que se desarrollaban en mí seguí mi camino siempre sola.
Sin embargo, no fue fácil.
Nunca fue fácil.
Muchas veces me ayudaron, muchas veces me dieron trabajo, muchas veces me valoraron y hasta me concedieron una segunda beca porque había acumulado ya buenas referencias.
Otro tip para este viaje mítico esta odisea es cumplir y demostrar interés.
Estos, al menos en Alemania, son elementos vitales para una buena integración.
Quedarse estancado y no tener iniciativa propia se castiga con la indiferencia.
Aquí no llegarán a llamarte la atención para que cambies. Aquí no te darán todo en bandeja porque es una sociedad individualista, autosuficiente y no colectiva, lo que significa que cada sujeto hace su vida como él quiere y puede y nadie lo molesta ni le dice que tipo de vida llevar, lo que NO sucede en la cultura colectiva donde todos saben con quién andas, quién eres, además de criticarte por tal y cual o apoyarte en el mejor de los casos.
Acá se es directo, duro pero sincero. El elogio se evita y la zalamería es mal vista.
Sin embargo no es una cultura egoista, ya que incluso la solidaridad está legislada en este sistema de bienestar social. Así que si, por ejemplo, tienes un trabajo, tienes derechos.
Parece lógico pero no lo es.
„Conoce tus derechos“, me dijeron, cuando llegúe y „defiéndete tu sola“ con conocimiento de causa y de la sociedad donde has llegado.
Conoce, busca y pregunta.
Si no sabes de Alemania, cuenta conmigo y escríbeme a natalia@multilingual-way.com
Si ya emigraste nunca olvides que eres fuerte.
Emigramos y tenemos un corazón que es un sol siempre.

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden /  Ändern )

Google Foto

Du kommentierst mit Deinem Google-Konto. Abmelden /  Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden /  Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden /  Ändern )

Verbinde mit %s